¿Bebidas dietéticas provocan depresión?

Estudios recientes aseguran que las bebidas dietéticas pueden causar depresión. Lo anterior afecta en mayor medida a personas mayores de cincuenta años, quienes son más jóvenes pueden llegar a presentar síntomas pero no tan graves.

En dicha investigación participaron 263.900 adultos entre 50 y 71 años que bebían regularmente bebidas de todo tipo entre 1995 y 1996. Casi diez años después a las mismas personas se les preguntó si se les había diagnosticado depresión a partir del año 2000.

Aquellas personas que bebían a diario cuatro o más latas de refresco tenían un 30% más de probabilidades de padecer depresión que quienes bebían menos. Mientras que las personas que consumían bebidas de dieta aumentaban el riesgo 31% más. Por otro lado, quienes tomaban bebidas frutales dietéticas tenían un 51% más probabilidades de sufrir depresión.

En resultados contrastantes, quienes bebían cuatro tazas de café al día tenían 10% menos posibilidad de caer en depresión que aquellos que no lo toman.

El estudio encontró que una posible explicación a este aumento de depresión es el vínculo que existe entre la depresión y los refrescos light, esto después de tomar en cuenta los factores que podían alterar  los resultados: edad, sexo, educación, tabaquismo, ejercicio físico e índice de masa corporal.

Pero el punto clave del asunto resulta ser un historial familiar que implique depresión y situaciones estresantes a las que se vio sometido en su vida, sin dejar del lado el hecho de que las personas mayores tienden más a caer en este tipo de eventos negativos.

Sin embargo, y como mala noticia para muchos, el estudio no ha hecho más que generar interrogantes que se deben seguir investigando, y aunque ahora se sabe que las bebidas dietéticas causan depresión, todavía no se tiene claro el por qué.

Submit a comment