9 mitos acerca de las bebidas alcohólicas

Probablemente, las bebidas alcohólicas, sean uno de los gustos en los que más coincidimos los seres humanos. La antigua tradición de consumir cocteles a dado pie a la creación de mitos que, generalmente, son aceptados como verdaderos, aunque no se hayan demostrado científicamente.

A continuación te nombramos algunos de ellos:

*El tipo de borrachera depende del tipo de bebida

Es falso. La realidad es que el nivel de la borrachera va de la mano de la velocidad en que se beba. La cantidad de alcohol también es factor importante. Si se trata de un ron, tequila o cerveza, no es relevante.

*Cerveza = barriga

No es precisamente la cerveza la culpable de un estómago abultado, sino las calorías. Si comes mal, no te ejercitas y eres fan de esta bebida, lo más seguro es que engordes. Pero esto pasa con todo tipo de líquidos y alimentos con alto contenido calórico, no culpes del todo a la cerveza.

*Tomar otra vez, Cura ideal para la resaca

¡Falso!. Lo que en verdad hace es intoxicarte de nuevo y que la cruda sea aún más fuerte. Tomar alcohol prolonga este terrible efecto, lejos de eliminarlo.

*Mezclar alcohol con bebidas energéticas embriaga más

No es que te emborrachen más, sino que la cafeína que contienen este tipo de bebidas, limita el poder tranquilizante del alcohol. La energía sube a tope y quieres seguir tomando, cuando normalmente no lo harías.

*Los tragos oscuros son más saludables

Hay quienes piensan que el vino tinto y la cerveza oscura causan menos daños a la salud que las demás bebidas. Sin embargo, contienen las mismas sustancias creadas durante el proceso de fermentación, encargadas de producir resaca.

*Entre más antiguo sea el vino, mejor sabor tendrá

Se dice que un vino entre más añejo, más sabroso y más caro será. Pero no todos son iguales, algunos deben consumirse antes de que se cumpla un año de su producción. Lo ideal es informarse antes de comprarlo y beberlo.

*Vomitar ayudar a calmar la borrachera y no sufrir cruda

Nuestro cuerpo absorbe el alcohol apenas es consumido, por lo tanto vomitar no ayuda en lo absoluto. Si las ganas de volver el estómago, llegan sin ser provocadas por ti, entonces ya estás en un nivel de borrachera alto, así que no te salvarás de una buena resaca.

*Comer antes de irte a dormir evita resaca

Para el momento que te dispones a comer, tu cuerpo ya absorbió todo el alcohol que consumiste y el higado ya se las está viendo difícil. Si ingieres alimentos grasosos, la resaca aumentará, gracias al ácido que llega a tu cuerpo. Lo que sí ayuda es alimentarte antes de beber, pero no es garantía.

*Cada trago mata una neurona

En realidad, las dendritas, encargadas de llevar mensajes eléctricos del cerebro al cuerpo, son las que resultan dañadas. Esta es la razón por la que cuando te embriagas, caminas o hablas mal. No te espantes, sólo son daños momentaneos, los fallos permanentes son derivados de mala alimentación y alcoholismo.

Submit a comment